Detuvieron a otros dos sospechosos por el crimen de Umma

Con estos dos nuevos arrestos, ya son cuatro los detenidos en la causa que investiga el fiscal Pablo Rossi.

POLICIALES 25/01/2024
GEtWhaIXUAAq92H

Se trata de los hermanos Miguel Pastor Romero Molinas, alias "Patoto"; y Guillermo Romero Molinas, apodado "Paraguayo". Uno de ellos es el que había dejado la huella en el Toyota Corolla negro que usaron los homicidas de la nena.

 

Los dos sospechosos que eran buscado por el crimen de Umma Aguilera, la hija de 9 años de un custodio de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, asesinada de un balazo durante un asalto en Lomas de Zamora, fueron detenidos esta tarde en Marcos Paz, por lo que ya son cuatro los apresados por el caso.

 

La propia ministra confirmó a través de su cuenta en la red social X la captura de los acusados Miguel Pastor Romero Molinas, alias "Patoto"; y Guillermo Romero Molinas, apodado "Paraguayo".

 

"LOS ASESINOS DE UMMA TODOS PRESOS. Con estos dos criminales que atrapamos, Miguel Pastor Romero Molinas, alias "Patoto" y Guillermo Romero Molinas, alias "Paraguayo", toda esta banda de asesinos de niños está puesta a disposición de la Justicia. Un excelente trabajo de investigación de la Policía Federal Argentina para que Umma tenga justicia. Hoy empiezan a pagar por todo el sufrimiento que causaron", expresó la ministra. Ambos detenidos fueron aprehendidos en Marcos Paz.

 

 

Los dos detenidos son hermanos. Uno de ellos es el que había dejado la huella en el Toyota Corolla negro que usaron los homicidas de la nena. Se trata de “Patoto”.

 

“Ahora, con la detención del menor, hay que ver si el caso pasa al fuero de Responsabilidad Juvenil o sigue bajo la órbita de la UFI N°18”, afirmaron fuentes policiales.

 

Con estos dos nuevos arrestos, ya son cuatro los detenidos en la causa que investiga el fiscal Pablo Rossi como un robo agravado por el uso de arma en dos hechos, uno en grado de tentativa; y homicidio criminis causa (matar para ocultar otro delito).

 

Este jueves más temprano agentes de la División de Investigaciones de la PFA detuvieron Axel Emiliano “Pelusa” Rojas (20). Lo atraparon luego de varios allanamientos y lo encontraron en una habitación de alquiler, en la calle Almafuerte de la ciudad de San Pedro, en el límite con la provincia de Entre Ríos.

De acuerdo a la información, el dato clave lo dio su propia familia, quienes proporcionaron la información sobre el Peugeot de color gris en el que escapó.

 

De esta manera, los detectives fueron tras el rastro que el vehículo dejaba en lectoras de patentes y peajes. Un detalle llamó la atención: la insólita leyenda que llevaba el vehículo adherido en letras blancas en la luneta: “Capacidad máxima. 4 bandidos.

 

Los agentes, en colaboración con la Policía Bonaerense, le secuestraron zapatillas blancas muy similares a las que usó uno de los ladrones que participó del robo en el que resultó herida la nena de un balazo mortal en la cabeza.

 

Por el caso ya había un sospechoso detenido: Patricio Valentín García (22). Este miércoles, sus defensores se presentaron ante el fiscal Rossi para avisarles que cuentan con testigos y filmaciones de cámaras de seguridad que lo mostrarían en otro lado a la hora del crimen de Uma: o sea, aportaron una coartada.

 

Asimismo, este jueves también se conoció el detalle de la autopsia a la nena: la víctima presentó una herida por proyectil de arma de fuego en la mano izquierda y otra en el cráneo con orificio de entrada y salida.

 

Aún no fue posible determinar el calibre del plomo, aclararon. La bala provocó lesiones encefálicas que le ocasionaron la muerte a pesar de los esfuerzos de los médicos que la estabilizaron, primero, en el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora y, luego, en el Hospital Churruca.

Te puede interesar
Lo más visto
5

Definió Villarruel: la Ley Bases sorteó el escollo del Senado

ACTUALIDAD 13/06/2024

Fue porque al momento de la votación hubo 36 votos afirmativos y 36 negativos. Tampoco hubo abstenciones. Debatieron durante trece horas mientras en los alrededores del Congreso se produjeron serios incidentes entre las fuerzas de seguridad y manifestantes. Hubo varios heridos y detenidos. En La Plata, protestaron contra la ley con un “cacerolazo” en 7 y 50.