Llueven los reclamos por la reducción de frecuencias de colectivos

Como cada cierre de año, las empresas de colectivos de la ciudad empezaron a reducir las frecuencias de los servicios y hay quejas de los usuarios.

La esquina de 7 y 47 está llena de gente que va y viene con bolsas y regalos de las compras de Navidad, son las 10 de la mañana y en la avenida solo se ven autos, camionetas, motos, pero no hay micros.

Un equipo de ADN24 se acerca hasta la parada del 214 y charla con Susana, quien según asegura “estoy hace media hora esperando que pase la letra A que me deja en Los Hornos”, Resignada para un taxi y se lo toma, sabiendo que le cobrarán cerca de mil pesos por llevarla hasta su casa.

No mucho más allá en 7 entre 51 y 53, Osvaldo viaja con sus dos nietos y espera desde hace 40 minutos el 202 que lo lleva hasta Los Talas, en Berisso. “Es una vergüenza. Desde que reabrió todo por la pandemia se ven menos micros que antes, pero siempre para fin de año directamente no hay”, se queja. Sin embargo, a lo lejos se ve el colectivo que lo dejará en su destino, pero está lleno de gente y no para.

Desde el municipio informaron que “comenzó a regir el esquema de verano y que se mantendrá así hasta el 24 de febrero”. Sin embargo, no pudieron prever que el centro está lleno de gente realizando las compras navideñas y que necesita que el transporte público de pasajeros brinde un servicio de calidad y con frecuencias acordes a esta época del año.