Alerta por estafas con VTV y registros de conducir truchos

Las estafas se multiplican y la gran mayoría son descubiertas en la vía pública cuando las fuerzas de seguridad realizan diferentes operativos de tránsito.

La pandemia hizo crecer el fenómeno de las estafas, principalmente por redes sociales. Ahora, se generó un alerta por el drama cotidiano que padecen miles de personas que, ante la falta de dinero, recurren a «ofertas» para obtener la renovación del registro de conducir o la oblea de la Verificación Técnica Vehicular (VTV). Se detectan al menos 800 situaciones semanales, y muchas incluso surgen en operativos de tránsito, cuando las autoridades descubren que tanto el documento para manejar como las obleas son «truchas». Detrás hay una verdadera mafia que mueve mucho dinero.

El dato surge de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad, realizada por la ONG Defendamos Buenos Aires. «En los últimos meses se han producido diversas detenciones sobre el asfalto (lo que se conoce como delito in fraganti o in fraganti delito), a partir de operativos de la Policía bonaense, la Policía Federal o la Gendarmería Nacional. Cuando hablamos de ‘sobre el asfalto’, aludimos a conductores como Esteban, un remisero que venía con una oblea de VTV trucha», explicó el abogado Javier Miglino.

«La había comprado en San Martín sabiendo que no era legal, pero como su auto difícilmente iba a pasar la verificación porque adolecía de todo tipo de insuficiencias mecánicas, optó por la oblea que le ofrecían tras un dato ue le pasaron. Todo terminó cuando lo detuvieron, le secuestraron el auto y lo obligaron a pagar una multa que supera el valor del vehículo. A partir de ahí los vendedores se borraron y todo el problema es de él. Lo mismo ocurre con licencias de conducir falsas que se ofrecen», dijo Miglino, abogado Especialista en Sectas y Director del Equipo Antisectas de la República Argentina.

El peligro de las obleas de VTV truchas y las licencias falsas

«Las obleas de VTV implican que el auto que está sobre la calle tiene su mecánica, frenos, amortiguadores, luces y demás elementos de seguridad en orden. Lo tienen por tiempo limitado porque la licencia de VTV se renueva, con la condición de revisar el auto. Es decir no tiene renovación automática. Por ese motivo, no solo es un grave delito portar una oblea de VTV trucha sino un peligro para el tránsito y para toda la gente por donde el vehículo transcurre», dijo Miglino.

Las licencias

«Las licencias de conducir falsas, como las obleas de discapacitados falsos que campean impunes por Buenos Aires y serán motivo de análisis en otra nota; exigen una formación mental, una capacidad auditiva y visual, exámenes de normas de tránsito y exámenes de manejo con los automotores. Una vez más, portar una licencia trucha es el camino directo al calabozo, en caso de ser detenido en un control vehicular o tener un accidente de tránsito. Pero también son un peligro para quien maneja porque el Estado aún no lo ha certificado como conductor responsable. Para dar una idea de la gravedad de la situación; ante un accidente mortal que con licencia terminaría en homicidio culposo y excarcelable; con licencia trucha implica homicidio con penas de 8 a 25 años de prisión; en base a la teoría del ‘Dolo eventual’; usted sabía que no estaba certificado como conductor e igual salió a recorrer caminos con el auto. Ante una contingencia grave, usted hizo caso omiso de todas las reglamentaciones. Equivale a que usted se prefiguró que ante una ocasión determinada podía matar con el auto y sin embargo no le importó. A veces los ejemplos son más descriptivos que una página de normas legales», dijo Miglino.

Denunciar

«Si sabés de grupos delictivos, muchos vinculados a sectas, que ofrecen licencias truchas de conducir u obleas de VTV falsas, podés denunciarlo en el correo electrónico: equipoantisectas@gmail.com Haremos el reclamo pertinente con absoluta reserva de identidad», manifestó Miglino.