Jerónimo Guerrero Iraola: “Es más relevante lo que es Natalia Denegri hoy, pero a Google le genera más ganancia lo viejo»

El director de Coordinación Unidad Defensor de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires Jerónimo Guerrero Iraola, charló con el programa #ELQH de Radio Capital 91.3 sobre el fallo de la Corte contra Google en el caso de Natalia Denegri.

Guerrero Iraola aclaró en primer lugar, que «mi participación en el caso fue de acompañamiento de Natalia, no fui su abogado directo».

Por otra parte, el funcionario aseguró que «el derecho a la libertad de expresión tiene dos divisiones, decir sin censura e informar al pueblo».

Al mismo tiempo, Guerrero Iraola explicó que «es un fallo que atrasa y obtura el debate para pensar los derechos humanos en el marco de la 4ta Revolución Industrial» y agregó que «la corte implementó un criterio que remite al inicio del uso del internet».

Intentando dar mayores precisiones sobre la forma de funcionamiento de los buscadores como Google, manifestó que «los algoritmos condicionan el contenido de las redes y acentúan la búsqueda de la mayoría».

Para finalizar, Guerrero Iraola indicó que “Denegri pidió desvincular su nombre del contenido del fallo Coppola, no sacar el contenido», aunque aclaró que «es más relevante lo que es Natalia Denegri hoy que lo que hacía 20 años atrás, pero a Google le genera más ganancia lo viejo».

Por último, dejó una frase para resumir como finalizó el conflicto y al respecto sentenció: «Las penitas son de Natalia y las ganancias son de Google».

Vale recordar que Natalia Denegri se hizo conocida por ser testigo durante el Caso Cóppola ocurrido a mediados de la década del 90.  Los escándalos que provocaba junto a otros personajes en el programa de Mauro Viale, lograban puntos altísimos de rating. Denegri, hoy está alejada de ese mundo y es una famosa conductora de TV en Estados Unidos, además de productora y conductora.

Desde hace años, solicita que Google elimine todo el contenido relacionado con el Caso Cóppola. Sin embargo, obtuvo un duro revés luego de que la Corte revocara la sentencia que la favorecía, aduciendo que el fallo hace una defensa del derecho a la información y de la libertad de expresión.