Profundizan los controles en autoservicios y supermercados chinos

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires controlará la condición fiscal de los comercios, su cumplimiento tributario, los medios de facturación, se certificará la presentación de declaraciones juradas, se verificarán las ventas y los medios de pago, y la documentación de compra de la mercadería exhibida.

ARBA realizará en los próximos días «un operativo de notificación presencial de inconsistencias fiscales»

El director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, aseguró este miércoles que el Gobierno bonaerense avanzará en controles fiscales en mercados y supermercados de menor superficie, tras haber realizado la semana pasada operativos en hipermercados de todo el territorio.

En declaraciones formuladas a Télam, el funcionario explicó este miércoles que ARBA realizará en los próximos días «un operativo de notificación presencial de inconsistencias fiscales» en los autoservicios de barrio comúnmente denominados chinos.

«En esos controles se fiscalizará la condición fiscal de los comercios, su cumplimiento tributario, los medios de facturación, se certificará la presentación de declaraciones juradas, se verificarán las ventas y los medios de pago, así como la documentación de compra de la mercadería exhibida», aseveró el titular de la Agencia de Recaudación.

En ese marco, recordó que la semana pasada, ARBA y el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica realizaron operativos conjuntos en el interior y zona metropolitana bonaerense, para fiscalizar tanto la situación tributaria como el cumplimiento del programa Precios Cuidados en hipermercados y mayoristas.

«Hicimos un operativo que abarca toda la provincia, con 20 puntos de control en 15 cadenas supermercados que concentran el 80% de las ventas», dijo Girard.

Detalló luego que el operativo combinado consistió en el control de mercadería en tránsito en centros de logísticas de hipermercados, «junto con control de cumplimiento de Precios cuidados», y especificó que a eso se sumaron «fiscalizaciones individualizadas a grupos económicos que son dueños de esos supermercados».

«El actual es un momento delicado, en el que el proceso inflacionario está en niveles muy altos. Hay representantes del sector que se ufanan de remarcar precios todos los días cuando a la gente le cuesta llegar a fin de mes o no puede comprar alimentos para no pasar hambre», opinó el funcionario, y recalcó que, en ese marco, «es prudente controlar precios y la evasión impositiva».

ARBA fiscalizará los supermercados de menor superficie

En las acciones de control de ARBA y Producción sobre grandes superficies de venta, los equipos de fiscalización detectaron un alto nivel de infracciones en el transporte de mercadería que sale de los centros de distribución hacia otras bocas de expendio.

De hecho, el 20% de los camiones controlados tenía alguna irregularidad en la documentación de respaldo de la mercadería que transportaban, lo que supera ampliamente el promedio de infracciones que suele observarse en operativos similares realizados en otros rubros de la economía.

Los equipos de fiscalización también detectaron problemas de abastecimiento en la mayoría de los grandes supermercados, que tenían faltantes entre los productos del programa Precios Cuidados.

«Controlamos tres aspectos: abastecimiento, la señalización y los precios. Precios Cuidados es un programa mediante el que se acuerda una canasta de bienes y precios que se van ajustando con determinada periodicidad. Son precios pactados. En ese sentido, el cumplimiento de precios es alto», reseñó.

Hasta el momento, los operativos se extendieron por sucursales de Toledo, Coto, Nini, Makro, Cencosud, Carrefour, Changomás, La Anónima y Cooperativa Obrera, entre otras empresas, a las que ahora se sumarán los supermercados y autoservicios chinos.

Los controles ya cubrieron establecimientos de La Plata, San Miguel, Vicente López, Tandil, Bahía Blanca, Mar del Plata, Martínez, Moreno, Chacabuco, Trenque Lauquen, Salto, Esteban Echeverría, Ezeiza, Ituzaingó, Munro, Moreno, General Rodríguez y también la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y en los próximos días continuarán en esas y otras localidades.

El trabajo conjunto que la provincia de Buenos Aires realiza en los supermercados, a través de ARBA y el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, apunta a verificar el cumplimiento de los acuerdos de precios vigentes y analizar si hay productos faltantes en las góndolas.