Jenny Dillon: “El ser piloto es un mundo totalmente desconocido. Mi compromiso es difundir”

La experimentada piloto Jenny Dillon fue entrevistada por el programa #ELQH de Radio Capital 91.3 y habló del fascinante mundo de las acrobacias aéreas que la tiene como protagonista.

Consultada sobre cómo comenzó a introducirse en el tema, manifestó que “vuelo acá en La Plata, en el aeropuerto provincial que es donde tenemos la escuela, dictamos los cursos y entrenamos. Tenemos dos aviones, un Cessna 172 y uno de acrobacia”.

“Mi primer vuelo de acrobacia fue en un planeador en Tandil y ahí quedé fascinada. Empecé a averiguar como tenia que hacer para volar, tenía que tener la licencia de piloto de planeador, hice las dos y empecé a entrenarme. Como no hay escuelas en Argentina, me fui a Estados Unidos e hice la primera instrucción allá”, comentó.

“Mi primera competencia fue en Austria y para todos los deportes donde competís como parapente, paracaidismo y fue la número 5 emitida para Argentina y nos dimos cuenta que fue la única emitida para una mujer y fue la primera vez que una mujer participó en una competencia con planeador y gracias a eso se le empezó a dar difusión como deporte en Argentina”, detalló.

Por otra parte, aseguró que «el ser piloto es un mundo totalmente desconocido. Mi compromiso es difundir y dar información que yo no tuve en su momento».

Sobre la posibilidad de ser piloto y cómo hay que hacer para aprender, Dillon aseguró que «en cualquier lugar del país que estés, algún aeroclub cerca tenes, es cuestión de averiguar».

Sobre los costos, aseveró que “el vuelo bautismo normal esta alrededor de $10.000 para tres personas, pero no el de acrobacia».

«El tema de la acrobacia es que no solo tenes el costo de la competencia, sino también tenes que alquilar las aeronaves en el país que se lleve a cabo», amplió.

Por último, Dillon contó una particular anécdota y, en ese sentido, indicó que «llegué a mi casamiento haciendo acrobacias con el avión».