Generación Zoe: Cositorto y otras tres personas serán imputados por 11 estafas

El monto de la estafa de la organización que captaba personas para hacer inversiones alcanza, en principio, los 100.000 dólares. El fiscal de la causa detalló que entre los denunciantes hay personas que «invirtieron los ahorros de toda su vida».

Leonardo Cositorto será trasladado desde la provincia de Córdoba donde se encuentra detenido el lunes próximo

El Líder de la organización Generación Zoe, Leonardo Cositorto, y otras tres personas serán imputados por la Justicia de Rosario sospechados de estafar al menos a 11 personas.

El fiscal de la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario, Mariano Ríos Artacho, confirmó este viernes que el líder de la organización Generación Zoe, Leonardo Cositorto, será «imputado en una audiencia el martes próximo junto con otras tres personas con las que operaba en Rosario por el delito de estafas».

El funcionario precisó que en Rosario «hay 11 víctimas y el monto de la estafa alcanza, en principio, los 100.000 dólares».

En declaraciones a Cadena3-Rosario, el fiscal consignó que hay otras nuevas víctimas por lo que el monto de la estafa podría elevarse a «los 250.000 dólares».

Según Ríos Artacho, el CEO del grupo operaba en Rosario con un grupo de tres personas; dos de las cuales que fueron detenidas son mujeres y un hombre que cumplía el rol de representante de la organización en esta ciudad sobre quien pesa un pedido de detención.

Sobre la técnica empleada en las presuntas estafas indicó «que era una organización que captaba personas para hacer inversiones en negocios con apariencia legítima con la promesa de una renta mensual que iba desde los 7,5 hasta el 20% mensual en dólares».

Por su parte el abogado de los 11 damnificados, Jorge Resegue, señaló que entre los denunciantes hay personas que «sacaron créditos o invirtieron los ahorros de toda su vida y resulta que fueron estafados y ahora están endeudados».

Para el abogado denunciante, «la confianza generada por Cositorto y su gente en Rosario es increíble, hasta último momento ya después de su detención, algunos seguían confiando en que iba a aparecer y que les iba a pagar. No visualizaban que había habido un esquema defraudatorio», dijo en declaraciones a Cadena3-Rosario.