Sileoni: «Tenemos un audio de un funcionario de la Municipalidad pidiendo que no haya clases»

El director General de Cultura y Educación bonaerense Alberto Sileoni se refirió a la polémica por la suspensión de clases en el barrio del Estadio Ciudad de La Plata con motivo del recital de La Renga, algo que finalmente no sucedió al postergarse el show. Apuntó contra un funcionario municipal, quien habría solicitado que no abran las escuelas. «El diablo metió la cola», disparó.

Consultado sobre este tema y en diálogo con el programa #TDT de Radio Capital 91.3, Sileoni aseguró que «temprano hubo una comunicación de algún funcionario del municipio respecto de la inconveniencia de tener clases y a partir de ahí empezaron algunos equívocos».

«Rápidamente nosotros decidimos que había que hacer todo lo posible para sostener la jornada educativa. Iba a haber clases a la mañana y estaba en discusión sobre el turno tarde porque son recitales que concentran mucha gente y había una prevención sobre la seguridad de la escuela. Son 5 escuelas que estaban afectadas, una está dentro del predio del estadio», añadió.

Prosiguiendo el diálogo con este medio, Sileoni indicó que «generamos un operativo con el Ministerio de Seguridad, se hizo un recorrido seguro para los chicos y después ocurrió que el recital se suspendió. Hay que poner el acento en el día de clases. Necesitamos cumplir los 190 días de clases y es la discusión que tenemos con el turismo, con fiestas locales y parece que el día no tiene valor. El día de clases es muy importante que se cumpla».

Interrogado sobre los dichos del secretario de Coordinación municipal Oscar Negrelli, quien había apuntado contra la provincia como al responsable de querer suspender las clases en esos cinco establecimientos educativos, el ex ministro de Educación nacional rechazó esos dichos y reiteró que «tenemos un audio concreto de un funcionario municipal pidiendoa nuestro inspector distrital que no haya clases por los inconvenientes que se generarían entre las clases y la gente ocupando el espacio exterior del estadio. Queda como una investigación que tiene otros rumbos».

«Trataría de sacar la educación de las rispideces del negro-blanco o del River-Boca. Quiero creer que todos más allá de los colores políticos queremos a los chicos en las aulas y que aprendan», concluyó.