La Plata: Siguen los reclamos para renovar el registro en 20 y 50

Una vez más, los platenses que se acercan a la sede de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad ubicada en 20 y 50 para renovar el carnet de conducir deben esperar varias horas para realizar el trámite. Los reclamos se renuevan y la solución parece estar lejos.

La pandemia por el Covid-19 trajo muchos problemas y modificó el mundo. Y uno de esas consecuencias las están sufriendo los vecinos platenses que deben renovar el registro de conducir en la sede de 20 y 50 de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, donde funciona una de las oficinas donde se realizan los trámites para la obtención y renovación del carnet.

Este último trámite es el que produce fuertes críticas de los automovilistas que se acercan hasta las oficinas ubicadas frente a Plaza Malvinas y deben esperar durante horas para poder entrar al edificio y (una vez adentro) seguir lidiando contra la burocracia.

A las prórrogas para la renovación que se otorgaron durante la pandemia y que provocaron un aluvión de renovaciones atrasadas en estos últimos meses, se suman los trámites de aquellos cuyo vencimiento no fueron alcanzados por esa exención. Eso trajo como consecuencia que la situación se saliera de control y no se ve una solución cercana.
Jorge, un automovilista cuyo registro está próximo a vencer aseguró que “es la primera vez que vengo y pese a que hay menos gente que otros días, donde la fila llegaba hasta la esquina y seguía hasta mitad de cuadra por 49, no me saben informar si para renovar no debo tener multas”. En ese sentido, explicó que “según la página para obtener el libre deuda no figura ni mi documento ni mi patente y tengo miedo que no me dejen renovar porque para ellos es como si no existiera”.

En tanto, otro vecino afirmó a este medio que “el otro día vino mi hijo a renovar y lo tuvieron esperando desde las 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde. Cuando le tocó entrar, le dijeron que se había caído el sistema y se tuvo que volver sin hacer el trámite. Es una vergüenza, uno deja el trabajo para perder todo el día acá y no dan una solución y, mucho menos, explicaciones”.

“Si bien este martes se podía ver menos gente de la habitual realizando la fila y eso da cierto alivio, el ánimo de las personas no es el mejor. Espero que vuelva a funcionar bien como sucedía hasta antes de la pandemia, donde incluso había más empleados trabajando”, explicó una joven que también estaba esperando para realizar la renovación de su registro.