ANMAT prohibió la venta de tres lotes de preservativos

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica prohibió la comercialización de una tanda de profilácticos de una reconocida marca.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) anunció este miércoles la prohibición de la comercialización de tres lotes de preservativos de una reconocida marca. La medida fue tomada luego de que se detectara que los mismos fueron falsificados.

La marca damnificada es PRIME, quien tras una denuncia realizada por el director técnico de la firma que los produce (BUHL S.A.), quien explicó que, «existían diferencias fácilmente identificables a simple vista comunes a los tres lotes falsificados».

A raíz de esto se realizaron los estudios de rigor que determinaron, entre otras cosas, que «el preservativo falsificado es más oscuro que el original» y «que se hicieron ensayos de calidad a las unidades falsificadas de los cuales surgió que en las variedades tachas y texturado se detectaron fallas en el ensayo de capacidad de volumen de reventamiento».

A su vez, en las unidades apócrifas en lugar de tener impresa la leyenda “vto” se observa impresa la leyenda “vot” antecediendo a la fecha de vencimiento.

¿Cuáles son los preservativos falsificados y que se debe desistir de su compra o comercialización? Según consta este miércoles en el Boletín Oficial, los lotes involucrados son: «Preservativos PRIME Texturado – caja por tres (3) preservativos – Lote – PL 1902M843 – VTO OCT/23; Preservativos PRIME Tachas – caja por tres (3) preservativos – Lote PL 1906N142 – VTO OCT/23” y Preservativos PRIME Superfino – caja por tres (3) preservativos – Lote PL1907N189 – VTO OCT/23».

En su disposición, la ANMAT remarca que «el producto preservativo masculino de látex caucho natural es un elemento de protección personal que proporciona una barrera mecánica para prevención de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual por lo cual presenta propiedades propias de un producto apto para el uso humano por ello, al ser los productos en cuestión productos falsificados, no se conoce si los insumos utilizados para su fabricación son aptos para el uso en humanos o cuáles son sus efectos reales, no puede asegurarse que sea seguro ni eficaz, sino todo lo contrario, dado que representa un riesgo para la salud de los potenciales consumidores que, desconociendo tal extremo, podrían utilizarlos creyendo que se trata de productos seguros originales de la firma BUHL S.A.»