La OMS advierte al mundo del «riesgo muy elevado» de la variante Ómicron del coronavirus

La OMS advierte al mundo del «riesgo muy elevado» de la variante Ómicron del coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy que la variante Ómicron del coronavirus representa «un riesgo muy elevado» para el mundo y que podría desencadenar nuevas olas de contagios de «consecuencias severas».

La evaluación del organismo de salud de la ONU, contenida en un documento técnico que hizo circular en Ginebra entre sus países miembro, es su más explícita advertencia hasta ahora sobre la nueva variante del virus identificada días atrás por investigadores de Sudáfrica.

En coincidencia con la publicación del texto, varios Gobiernos redoblaron hoy la estrategia de ‘actuar primero y después ver’ y volvieron a cerrarse al mundo para tratar de limitar la llegada de la variante, mientras aparecían más casos de la mutación y científicos se abocaban a investigar cuán peligrosa es.

Japón anunció que prohibirá el ingreso de todos los extranjeros, un día después de que Israel tomara la misma decisión, mientras que Chile vedó la entrada de extranjeros procedentes de siete países de África y Cuba impuso restricciones a turistas que arriben de ocho naciones africanas.

En Marruecos comenzó a regir hoy una prohibición de ingreso de vuelos de todo el mundo anunciada ayer, una de las medidas más severas adoptadas hasta ahora, que se suma a otras restricciones de viaje desde el sur de África puestos en vigor por Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y países de todos los continentes.

La OMS dijo que aún existen «considerables incógnitas» sobre la variante Ómicron, pero que evidencia preliminar apunta a la posibilidad de que algunas de sus muchas mutaciones le permitan evadir una respuesta del sistema inmunológico y aumenten su capacidad de transmitirse de una persona a otra.

«En función de estas características podría haber futuros picos de Covid-19, que podrían tener consecuencias severas» agregó la OMS, que ya el viernes pasado, hace tres días, calificó la variante de «preocupante» y la designó Ómicron.

La OMS subrayó que, mientras los científicos recolectan más pruebas para entender mejor la variante, los países debería acelerar sus campañas de vacunación contra la Covid-19, informó la agencia de noticias Europa Press.

Si, como se teme, el virus es peligroso, «el impacto sobre las poblaciones vulnerables podría ser sustancial, en particular en países con una baja cobertura de vacunación», dijo la OMS, que destacó que aún no se han documentado muertes asociadas a Ómicron.

Pasajeros infectados con la nueva variante han sido detectados en un número de países que crece día a día, a los que se sumaron hoy España, Suecia y Portugal, en este último caso -al igual que en contagiados detectados hoy en Escocia, Reino Unido-, ya con temores de que el virus esté circulando localmente.

«Muchos de nosotros podrían pensar que hemos terminado con la Covid-19. Es ella la que no ha terminado con nosotros», advirtió hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Luego de que el descubrimiento de la variante Ómicron volviera a estremecer las finanzas internacionales a casi dos años del inicio de una pandemia que ya mató a más de 5 millones de personas, los mercados mostraron hoy reacciones variadas, con un rebote de los de Europa y de los precios del petróleo.

En Nueva York, Wall Street también cerró en alza, pero los mercados de Asia volvieron a caer.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que la variante Ómicron era causa de preocupación pero «no casua de pánico», que no piensa introducir por ahora confinamientos u otras restricciones en su país y que la mejor protección contra ella y cualquier variante es vacunarse, usar tapabocas y lavarse las manos.

Como ya pasó con la cepa inicial del coronavirus el año pasado y la Delta este año, la propagación de la variante Ómicron vuelve a demostrar lo difícil que es mantener a raya a un virus en un mundo globalizado con vuelos internacionales y fronteras abiertas.

Por ello, muchos países han reaccionando cerrándose de nuevo, algunos poco después de haber reabierto sus fronteras, pese a que el consejo de la OMS ha sido no hacerlo, por considerar que este tipo de medidas por lo general tiene una eficacia limitada y puede afectar mucho vidas y economías.

Los que están a favor alegan que estas restricciones podrían dar tiempo para analizar la nueva variante y conocerla mejor, pero otros dicen que esto podría desalentar a países a reportar sus casos de Ómicron por temor a ser blanco de prohibiciones de viajes.

Poco se sabe aún de la variante, incluyendo si es más contagiosa, si es más probable que cause cuadros graves de Covid-19 o que sea resistente a las vacunas.

En Europa, varios países ya habían reportado casos de la variante, entre ellos Alemania, Bélgica y Países Bajos, antes de que Portugal anunciara hoy 13 infecciones entre jugadores del club profesional de fútbol Belenenses.

Autoridades dijeron que uno de los integrantes del plantel había viajado recientemente a Sudáfrica.

En España, autoridades dijeron que el primer caso de la variante fue detectado en Madrid en un viajero que retornó el domingo de Sudáfrica.

Y luego de que Escocia anunciara sus seis primeros casos y dijera que algunos de ellos eran personas que no habían viajado, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, advirtió que «ya podría haber algo de transmision comunitaria de esta variante».

El Reino Unido amplió la aplicación de dosis de refuerzo de la vacuna del coronavirus a todos los mayores de 18 años. Hasta ahora, las terceras dosis eran para los mayores de 40 y personas vulnerables. El Reino Unido ha identificado una docena de casos de la variante, incluyendo las de Escocia.

Hasta ahora, doctores sudafricanos han informado que los pacientes infectados con Ómicron tienen síntomas leves y que en su mayoría son menores de 40.